miércoles, 27 de febrero de 2013

Yo soy tu cama


“Yo soy tu cama,
tu suelo,
soy tu vasija
en la que te derramas sin perderte
porque yo amo tu semilla
y la guardo.” (Gioconda Belli)

No sé en lo que estaría pensando la poetisa al escribir estas bellas palabras, pero yo sí sé lo que me dicen, por eso se las tomo prestadas, las hago mías para tratar de entender mi vida.

Porque yo abrazo con mis brazos a la Vida, y mi regazo es su cuna, y mi pozo interior infinito se convierte en casa dichosa cuando siente su Presencia.

Por eso quiero tener siempre a punto este recipiente que soy, este hueco entre las estrellas, esta imperfección perfecta, esta cama, este suelo.

La debilidad y la fragilidad de mi vida se sitúan en la perfección sin límites en la que existo.

Me muevo entre contrastes, me muero en la ignorancia, me ahogo entre paredes que no existen, pero… vivo.

¡Vivo!

Y ese es mi tesoro, mi regalo inacabable, mi perla única y mi gozo más secreto y más tierno.

Es un tesoro que quiero compartir con los que andan muertos por la vida, con los que no saben que ya lo poseen todo, que no tienen que seguir buscando, que con solo nacer ya llegaron a su meta.

Hace falta desprenderse de muchas capas de ignorancia y rigidez, de palabras y frases innecesarias. Hay que comenzar a desaprender lo que no nos sirve para alcanzar la paz interior. Y dedicarnos a almacenar momentos de felicidad. Lo que me sirve para ser mejor persona, lo hago mío. Lo que no me es útil, intento evitarlo.

Buscar y coleccionar perlas de sabiduría, que son precisamente esos momentos que nos dejan huella, que nos hacen respirar confiado y sentir mejor. Para poder disfrutar y compartirlos con los más cercanos.

Y tomarse muy en serio la alegría. Es muy importante que la sintamos íntimamente, que nos movamos siempre en su dirección, es la meta que señala nuestro anhelo.

Hay que trabajar para obtener la felicidad, y siempre que la consigamos, ser conscientes de ella y hacer fiesta.

1 comentario:

Alfonso Huéscar Muñoz dijo...

Hola CPS
(tiene narices no lograr recordar -en este momento- tu nombre, pero tu ya sabes de este "problemilla" mío)

A lo que vamos: queríamos hacerte partícipe, mi chica y yo, de nuestras bodas de plata y compartir contigo alguno de los momentos y sentimientos de esa celebración. Para ello hemos abierto un blog

http://alymc25.blogspot.com.es/

en el que esperamos tu visita

Un abrazo
Al + Mc