domingo, 24 de abril de 2011

Renacer


Igual que nuestras células cambian a cada segundo, también nosotros nos renovamos momento a momento.

Renovarse quiere decir estar siempre nuevo para lo que tenemos que hacer, es tener todas las posibilidades a mano, todos los caminos abiertos. Donde antes puse amargura, ahora puedo poner sonrisa, donde antes reinaba el dolor, ahora puede asomar esperanza.

Renacer es el fenómeno más propiamente humano, aunque no lo expliquen en los libros de texto ni en las noticias de la prensa. Aunque la misma persona afectada no lo pueda expresar con palabras.

Nuestro renacimiento es siempre en positivo, hacia el encuentro con nuestra vida, porque al principio vamos a ciegas, vamos siendo golpeados, agobiados por los acontecimientos. Pero tras la ceguera viene la luz. Y ésta viene para todos.

Siempre estamos siendo reparados, como los coches en el taller, porque nuestro Mecánico no descansa y tiene la idea fija de que funcionemos bien.

No somos conscientes de lo rápidamente que cambia nuestra naturaleza, y de las reparaciones continuas que sufrimos. No sabemos que nuestro motor está siempre en la puesta a punto, con revisiones de calidad, con ajustes necesarios.

Ser nuevos siempre se realiza en el momento presente. Qué revolución si nos damos cuenta de ello. Nunca nos repetimos, aunque retomemos patrones de conducta y seamos reiterativos.

Renacemos siempre que valoramos los pequeños detalles que nos rodean, los más insignificantes. Se trata de ver parcelas de nuestra vida con lupa, ampliándolas para ver lo que sucede. A veces, cuando hacemos limpieza y aireamos los rincones, cuando ponemos nuestra mirada cuidadosa en ellos, recogemos oleadas de calma y de alegría que nos estaban esperando.

Sentirse hombre y mujer nuevos, hierba fresca, paisaje único, brisa ligera, lluvia preciosa, sol que nos calienta, tiempo que transcurre, espacio mágico. Sentirse parte de una creación puesta a punto en cada momento, de un proyecto universal, de un plan, Eso es renacer a nuestra Realidad.

Renacer también se puede llamar resucitar.

No hay comentarios: