miércoles, 5 de enero de 2011

No hay nada más delicado


No hay nada más delicado

que la persona,

ni tampoco más fuerte y más sagrado.


No hay nada más increíble que sentir la vida,

y contemplar lo creado,

lo que los ojos alcanzan a ver a este lado.


No hay nada más lindo que la mirada

cuando está cargada de alma

y nada más enorme que la esperanza

cuando se ama.


No hay nada bajo el sol que no me pertenezca

yo soy criatura y a la vez dueña.


No hay nada más torpe que las palabras

nos obligan a vivir en nuestros labios

y no sirven para expresar nada.


No hay nada más claro y más elocuente

que el gran silencio

firme terreno en el que me muevo.


No hay roca más sólida

que la confianza

no pueden con ella las bombas

ni mentiras

ni amenazas.


No hay nada más seguro

que la bondad

que brota de la tierra

cual manantial.


Mi alianza es eterna con lo divino

por eso beso el suelo

y abrazo el pacto

que soy yo mismo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Precioso, hormiguita!!!