miércoles, 1 de diciembre de 2010

Esto es una declaración



Esto es una declaración

a favor de ti, persona,

esto es un ave dichosa

que sale de mi boca:

esto es una bendición.


Porque vivimos ensambladas,

espalda con espalda,

porque lo que a ti te pasa

es parte de mi vida

y tu energía me da alcance

y se mezcla con la mía.


Porque tú temes y yo temo,

yo me hundo y tú me ayudas,

tú te afliges y yo rezo.


Yo te grito a ti, persona hermana,

como ovejas de un mismo rebaño,

que atienden al único pastor,

alimentadas con las lluvias

y las aguas del misterio,

y abrazadas a este mundo,

sin entenderlo.


Yo me uno a ti y te acompaño

en este viaje sorprendente y largo.

Vienes con nombres conocidos,

y también sin imagen y sin nombre,

a mis orillas,

a mi vida que es la tuya,

y es la Vida.


Necesito tu apoyo y tu fuerza

para andar los caminos,

que tus manos se unan conmigo,

porque sé que tu ser

es idéntico al mío.


Y aferrada a la madre tierra,

necesito decirte que te doy mi confianza

y que en ti confío.

No hay comentarios: