miércoles, 6 de octubre de 2010

Personas con corazón


¡Es increíble la cantidad de bondad que hay en el mundo! Quieren hacernos creer los de la prensa y las noticias, que abunda la maldad, pero no nos dejemos engañar, miremos a nuestro alrededor.

Muchas veces en las relaciones con otros valoramos de un modo equivocado, y resulta que lo que llamamos antipatía sólo es timidez, y donde vemos agresividad sólo hay una persona herida.

Cuando conocemos un poco a fondo a los demás siempre nos encontramos con su lado humano y entrañable.

En cualquier circunstancia, en cualquier lugar, nos encontramos personas con corazón que nos echan una mano, que nos ayudan: en la calle, en el trabajo, y por supuesto entre los familiares y amigos.

Cuántas veces en los hospitales, en las oficinas, en los centros de atención al público, hay personas que incluso se saltan las normas, lo que debe hacerse, para ayudarte.

El otro día, fui a urgencias a por una receta de morfina para una amiga con cáncer, que se la habían mandado en el hospital. Yo oía las voces de médicos, enfermeras, celadores, discutiendo: que eso no lo podían hacer ellos, que esperase hasta el lunes, para hablar con su médico de cabecera. Pero en medio de todos ellos había una persona con corazón, que era la doctora de guardia, que se saltó todas las normas y dijo: yo se la haré.

Y eso sucede muchas veces, gente que sin conocerte de nada, rompe esquemas y te hace un favor.

Abunda la gente con corazón, porque la Bondad inunda el planeta y asoma a cada instante en las personas para atender las necesidades grandes o pequeñas de los humanos.

Porque lo que importa siempre es ayudar al Otro. La persona es más grande que todas las leyes.

Y cuando saltándonos normas llegamos a otros corazones, nos invade un soplo de aire fresco, libre, original… ¡divino!

No hay comentarios: