miércoles, 20 de mayo de 2015

A mi universo



Me gusta anunciar buenas noticias con mi vida y proclamar que mi origen es amor, convocar a mis seres tan queridos, dar la bienvenida a todos los misterios que se empeñan en acompañarme por este valle inmenso, esperar por las mañanas el nuevo sol y acunar su luz con mi mirada.
Nacen nuevos brotes en mi vida, hojas tiernas que yo miro con asombro, nuevas flores que me hablan de la primavera de mi corazón.
Bendigo y acojo con ternura mi tierra, tantas veces maltratada y dañada. Mi bendición también a todos los seres que la habitan, que son hermanos míos, compartimos naturaleza.
Mi planeta es un punto del universo donde la vida se hizo consciencia, el amor floreció en los corazones y la amiga esperanza se adueñó del mundo.
Todas las posibilidades y las puertas están abiertas a la realización personal. Toda la belleza nos espera si nos guía la bondad, que es nuestro cielo aquí en la tierra, lo que siempre une con todo y con todos, lo que pone paz donde hay discordia.
Junto mis manos y ofrezco mi vida para que se realice según el plan deseado por alguien, me pongo al servicio de mi lugar y mi tiempo, sin grandes preguntas ni exigencias, con humildad y alegría.
Y dialogo con todo lo que me acompaña, a todo le doy las gracias y le nombro amigo, porque con todo avanzo y crezco.
Por eso escribo esta carta con destino al universo de fuera, y origen el de dentro. Pero como dicen que solo existe este último, entonces me envío la carta a mí misma. De mí para mí, y también para todos los universos que caminan conmigo.
Quiero que las palabras que salen de mi boca sean mensajeras ilusionadas que llevan encargos de paz y trabajan en la construcción de mundos humanos y que el mismo aire que me alimenta las lleve a su lugar de destino.
La mecha de mis días está encendida, ella me guía con sus destellos de luz y con gestos sencillos, a mi alcance. No sé si eso es rezar o es respirar, puede que las dos cosas sean lo mismo.
Me despido con abrazos emocionados y sanadores. Los lanzo al viento del planeta para que inunden los caminos. Van cargados con mis mejores deseos. Para ti.

No hay comentarios: