miércoles, 11 de marzo de 2015

Celebrar la vida



Es la mejor manera de vivir, festejar que estamos aquí, contagiar vibraciones positivas, afecto y buenas intenciones siempre. Podrán venir problemas y querrá instalarse el mal humor en nuestro centro pero nada podrá arrebatarnos nuestra íntima celebración de saber que hemos venido a este mundo de la mano del Amor que todo lo mueve y nos hace decir gracias en cada momento.
Si perdemos los estribos, si nos descontrolamos, se nos oscurece el sentido y se nos borra el camino. Es fundamental mantener la serenidad y la confianza en todo momento. Tan solo con esta actitud, nos van llegando soluciones y se nos van abriendo puertas, porque lo bueno atrae a lo bueno. Así es.
La bondad es divina y triunfa siempre, aunque a veces oímos decir: “es que si eres bueno recibes palos, y te tratan de tonto”. Esto puede ser verdad pero es una decisión personal, tú eliges hacer el bien te respondan como te respondan, eliges no ser rencoroso aunque todos los de tu alrededor lo sean, no ser violento aunque vivas en una sociedad violenta. Eliges actuar con confianza y honradez en cualquier circunstancia.
Para hacer fiesta con la propia vida hay que tener alegría y una sonrisa dibujada en el corazón además de en la cara. No nos valen las caras largas ni los gestos huraños. Además procuraremos despejar espacios de calma y de profundización en nuestra interioridad en medio del jaleo y el ruido de la vida.
Nuestra firme decisión nos impedirá tambalearnos al primer soplo de adversidad, sabemos que lo que nos mueve es más grande que todas las pequeñeces que quieren boicotearlo.
Aunque nos creamos que los problemas nos vienen de fuera, lo bien cierto es que siempre nos vienen de dentro. Nuestro objetivo para toda la vida es arrancarlos y andar vigilantes de tener limpia nuestra propia casa interior.
Podemos celebrar la vida en solitario y también en grupo. Y es un acontecimiento especial que no podemos festejar si no lo sentimos. Es para siempre, se hace “segundo a segundo y todos los días”.
Hay una preciosa canción que se titula así: “Celebra la vida”, y en ella se dice:
Piensa libremente, ayuda a la gente
y por lo que quieras lucha y sé paciente
lleva poca carga, a nada te aferres
porque en este mundo, nada es para siempre.
Celebra la vida.

No hay comentarios: