miércoles, 2 de junio de 2010

Para niños


Si tuviera que hacer una oración para niños

empezaría por limpiar bien mis ojos

mi boca

todos mis espacios

y mis pensamientos


con las aguas que salen de mi corazón

frotaría con fuerza

paredes y techos

para borrar historias

que huelen a sucio

que saben a estiércol

y pondría mi luz y mi fuerza

al servicio de los más pequeños


después sembraría de flores

mi mesa y mis libros

y mis cacerolas

y hasta mis rincones


para que puedan volar

y encender sus estrellas

sentirse mimados

besados con magia

hijos de lo eterno

príncipes del mundo

soldados de la belleza y de lo bueno


para que los ángeles

adornen su vida y su casa

para que se sientan siempre

tratados con paz

para que su cuento

tenga un buen final.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me ha encantado, hormiguita!!