miércoles, 6 de julio de 2016

Maneras de crecer



Un poema de Walt Whitman dice: “No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.”
Cuáles son las maneras de crecer para los que ya somos adultos y tenemos un montón de experiencias acumuladas, y podemos llegar a pensar que ya hemos llegado al límite de crecimiento.
Cada día crecemos un poquito más, cada momento, incluso cada respiración es distinta. Habíamos oído decir que se crece hasta una determinada edad, que el cerebro alcanza su máximo en la juventud, después empezamos a vegetar.
Hoy sabemos que se cambia y se progresa hasta el final o hasta que nos encontramos con la vejez, que es ese tiempo en que uno “se siente” inútil y acabado, y eso puede ocurrir en cualquier edad.
Maneras de crecer:
-      Admirar la vida, piropearla, amarla.
-      Encontrar ilusión por hacer las cosas.
-      Quitarnos del centro del mundo.
-      Pasar a ser contempladores enamorados.
-      Reconocer nuestra ignorancia.
-      Conquistar pequeños momentos de lucidez.
-      No ser egoístas ni egocéntricos. Donde hay mucho ego no se ve más paisaje que uno mismo, y nos perdemos la alegría verdadera.
-      En lo que podamos, aliviar los sufrimientos que hay en el mundo.
-      Compartir experiencias y esperanzas.
-      Sembrar confianza.
Son actitudes a nuestro alcance, aunque a veces conviene recordarlas, esas y muchas otras que cada uno puede añadir.
Sabemos muy bien que no crecemos cuando nos hemos quedado estancados en el rencor o en el malhumor. Sabemos que muchas veces se nos escapa el tren de la felicidad que continuamente pasa por nuestro lado.
Para nuestra tranquilidad hemos de tener en cuenta un principio básico: la vida siempre tiende a ayudarnos, no a ponernos impedimentos, por eso todos los días tenemos una nueva oportunidad para crecer.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que lista tan magnifica, de tareas sencillísimas y que tantas veces se nos escapan.

Gracias una vez más mamá, lo tuyo es mágia, no se como lo consigues, siempre estás ahí con esa energía, cuánto me falta por aprender para mi vida...