domingo, 23 de agosto de 2015

Un modo económico



“Una sonrisa es un modo económico de mejorar tu aspecto, y a veces también mejora el aspecto del que te observa… porque sonrisas traen sonrisas, como bostezos traen bostezos” (Joan Chamorro).
Incluso forzando una sonrisa en tu cara cuando no te apetece, ya atraes buena energía hacia tus células y tu vida cambia, como dice la cita, de un modo económico, sin ir al psiquiatra, ni comprar medicinas ni curas de salud. Y además tu mejoría alcanza a los demás. Merece la pena probarlo.
Hemos venido para mejorar el espacio que ocupamos, a golpe de buenas caras, sonrisas y amor.
A veces no nos creemos que el remedio más fácil y económico lo tenemos a mano, lo llevamos incorporado de fábrica. Aprovechémoslo.
Muchos músculos intervienen para sonreír y nosotros mandamos sobre todos ellos. Como el que maneja una marioneta, levantemos las cuerdas adecuadas para que de nuestro cuerpo salga el regalo de las sonrisas. Qué sabia es nuestra naturaleza.
“El sonreír alarga la vida y libera del estrés”, acabo de leer en internet. Cuando sonreímos el cerebro produce endorfinas que reducen el dolor físico y emocional y dan una sensación de bienestar, por eso se utiliza en el campo de la salud y para curar enfermedades.
La enfermedad que más me interesa curar es la del desamor, para eso el puente que tiende una sonrisa es el camino más seguro y efectivo, porque abre la puerta a la ternura que tiene efectos poderosos en los corazones heridos.
Sonríe a todos, especialmente a los más necesitados, a los que se sienten marginados, desesperados o tristes. No los abandones, búscales y regálales tu sonrisa y tu cariño.
Nuestra tarea es dar de forma desinteresada lo que recibimos gratis.

No hay comentarios: