miércoles, 12 de mayo de 2010

Si vas a la orilla


Si vas a la orilla donde
los mundos estallan
y desaparecen a los ojos,
donde todo está dentro de todos,
y todos son sólo uno,
no te olvides de mí.

No te olvides que hubo un tiempo
y un lugar, en una tierra,
donde mi piel y tu piel,
no tenían fronteras;
en que juntábamos nuestras manos
y no hacía falta nada más.

Y que, no por casualidad,
hemos compartido camino
y tantas otras cosas.

Y cómo, un día cualquiera,
me desperté con tu foto y mi recuerdo,
y me llené de una nueva fuerza,
que era toda tuya
y de una nueva meta,
que eras sólo tú.

No te olvides de mí
que estoy anclada en el universo,
sujeta por fuerte mano,
expuesta a todos los vientos,
atada por firmes lazos.

No te olvides de mí,
que te añoro y te amo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa, hormiguita!!
Sigo aquí.

Anónimo dijo...

Yo tambien sigo aquí y te repito lo mismo, es preciosa,como el amor que llevas dentro que nunca se acaba por mucho que repartas.
UN BESO.


Atea.