miércoles, 19 de mayo de 2010

Si tuviera que dar un paso


Si tuviera que dar un solo paso
para tenerte,
si tuviera que arrastrarme
o cambiarme de naturaleza.
Si hubiera una sola condición
que valorar,
una sola prueba.

Si una pequeña dificultad,
una barrera invisible,
cualquier obstáculo
me impidiera avanzar.

Si tuviera que pasar
algún control de calidad,
si hubiera alguna sombra de rechazo.

Si la vida no fuera
mi aliada y protectora,
sería lo normal
que me entrara el pánico.

Pero, sin tener en cuenta
mi estatura o mis defectos,
mis días malos o buenos,
me encuentro tesoros infinitos
en mi mano,
que ya me han sido dados.

Y brotan en mi interior
dos gestos sin palabras,
un gesto para decir sí,
otro para dar gracias.

1 comentario:

Anónimo dijo...

SÍ. GRACIAS.
Besos, hormiguita